viernes, 13 de septiembre de 2013

Ocultar es mentir

No me vengan con tonterías. Ocultar es mentir y quien dice que no, es porque miente/oculta cosas y no quiere sentirse mal al ser desenmascarado.
Cada vez que lanzo este comentario, sale alguien en mi contra, por lo general un hombre o mujer con un buen curriculum en poner cuernos.
Lo veo así. Andas con tu amante y llama tu mujer. Vas, le respondes, le dices dónde estás pero obvias el pequeñísimo detalle que tiene dos grandes tetas a tu lado. ¿Te sientes menos peor por eso? 
Disculpa, pero si te ves en la necesidad de hacerte el loco con algo, es porque no quieres que se sepa toda la verdad y eso, querido amigo, es mentir. 
Es igual como cuando tus padres odian a tu novio. Él viene como corderito a preguntarte qué dijeron de él y tu vas a contarle que dieron la bendición y hasta la plata para el matrimonio. Sí, hay que ser prudente y mantener estas relaciones con cuidado, pero insisto, en el momento que te guardas cosas por el supuesto bienestar de alguien más, te crece la nariz. Mentiroso, hipócrita, falso. La verdad es que buscas hacerte las cosas más sencillas a ti.