viernes, 8 de mayo de 2015

Galletas caseras: un muy suculento emprendimiento




Si cada vez que sirves café y pastillas caseras a tus invitados, tus bizcochos desaparecen de la mesa en pocos segundos y todos te piden la receta, tengo una idea de emprendimiento perfecta para ti.
Hoy compartiré consejos para que tu afición por hornear galletas caseras se convierta en un negocio rentable, capaz de beneficiar a toda tu familia.

Hola, te habla Facilisto para impulsarte a empezar tu propio negocio, desde la cocina de tu hogar.
La venta de bizcochos caseros resulta perfecta en estos tiempos en los que la tendencia es adquirir alimentos naturales y sanos, libres de los aditivos propios de las grandes fábricas.

Galletas caseras que enamoran paladares
La rentabilidad de los negocios de galletas caseras radica en su sencillez. La costumbre de las madres y abuelas es compartir recetas familiares con las mujeres más jóvenes de la familia y lo hacen de manera amena: horneando para introducir a las pupilas en las virtudes de la cocina.
Quienes se dedican a esto como negocio, tienen la posibilidad de manejar el tiempo a su antojo, una ventaja que no da un empleo de oficina. La inversión de capital puede ser pequeña, pues el precio de los  ingredientes (leche, huevos, harina, mantequilla y vainilla) no es elevada.
Tras realizar un estudio de mercado, estos reposteros tienen dos opciones: la primera es dar consecución al término casero, horneando desde casa en cantidades medianas. Las galletas son vendidas a establecimientos de comida, donde se sirven individualmente o para acompañar el café del desayuno y el postre en la cena.
La otra modalidad es la renta de un establecimiento donde se pueda hornear para las masas. Se ofrece café, helado, jugos y refrescos en un lugar ameno y coqueto al que el público pueda acudir para tomar el té y conversar.
Sea cual sea la modalidad que elijas, lo importante es que te diferencies de tu competencia. Nada mejor que dar un toque personal y único, que te haga destacar ante los demás.

Utiliza un nombre y logo llamativo
La creatividad es primordial para identificar cualquier negocio. Acude a expertos o haz tu propia tormenta de ideas con amigos y familiares hasta que den con un nombre llamativo y divertido.
También puedes definir un apelativo cariñoso para referirte a tus clientes, como forma de identificar la marca. Contrata a un diseñador gráfico y transmítele tus ideas para que perfile un logo distintivo.

Sabores únicos y diferentes
No temas probar sabores nuevos. Además de las galletas que ya ofrece tu competencia, date a conocer por un toque distintivo. Atrévete a crear en la cocina, investiga y haz reuniones para presentar tus pastillas a tus amigos.
Además de ayudarte a elegir las mejores, tus amigos son la publicidad idónea que necesitas. Con el buen sabor de boca, ellos se encargarán de dar a conocer tu negocio a colegas, compañeros de trabajo y familiares.
Finalmente, te sugiero crear diseños llamativos para los niños, además de las galletas tradicionales para los adultos.

Una imagen de galletas caseras vale más que mil palabras
Estamos en una era tecnológica y lo mejor que puedes hacer es formar parte de ella para tu beneficio.
Crea perfiles en Facebook, Twitter e Instagram para darle difusión a tu negocio. También usa las redes para recibir pedidos y responder dudas. Sube fotografías de tus suculentas galletas caseras y hazles agua la boca a todos. Recuerda que la comida entra por los ojos y unas buenas imágenes levantarán tus ventas.
Atrévete a tener tu propia tienda virtual. Existen plataformas como Woocomerce y Prestashop que son fáciles de utilizar. Con un poco de ayuda, podrás crear un catálogo de galletas caseras para que los clientes entren a tu web, elijan sus favoritas y pidan al mayor para sus eventos y reuniones.



Engancha paladares con este negocio
  • Rodéate de apasionados a la cocina. Contrata a quienes sepan seguir tus instrucciones y te sorprendan con ideas innovadoras.
  • Procura que la cocina sea amplia y con suficiente ventilación y que quienes cocinen, tengan todo lo que necesiten al alcance de sus manos.
  • Acude a un lugar especializado donde podrás comprar todas las herramientas para hornear: desde bandejas, hasta herramientas para cortar galletas.
  • Utiliza las redes sociales para promocionar tu negocio. Interactúa con tus seguidores e incluso, crea un concurso para posicionar tu marca.
  • Recibe pedidos en la web y de forma personal. A muchos clientes les gusta interactuar con los responsables de la empresa.
  • Además de las redes sociales, procura darte a conocer en tu barrio. Crea reuniones para que todos prueben tus galletas caseras y no te atrevas a salir de casa sin tu producto. No sabes quién podría probarlas. 
  • Encuentra los mejores proveedores de ingredientes, que ofrezcan frescura y buen precio. Existen tiendas especializadas en repostería, pero no dejes de lado los mercados donde podrás adquirir frutas recién salidas de la granja.
  • Date a conocer en la región. Crea alianzas con dueños de restaurantes y cafeterías. Inclúyete en directorios virtuales.

#DatoCurioso Aguilar de Campoo es llamado “el pueblo de las galletas”. Allí se fabricaban las galletas Fontaneda




¡Ufff! ¿Qué tal estuvo eso? Seguro te hizo agua la boca con la idea hornear galletas y el negocio de tu vida.


No es para menos. La idea de tener tu propia venta de galletas caseras viene como anillo al dedo para quienes disfrutan cocinar y quieren tener su propia empresa.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Muestra de texto SEO para blog de emprendimiento. 
La palabra clave es: galletas caseras.